Financiación del CTB

CTB

La Ley 44/75 preveía que la financiación del Ferrocarril Metropolitano de Bilbao se llevaría a cabo de la siguiente manera:

  • Estado: 2.000.000.000,- Ptas.
  • Diputación Provincial: 1.000.000.000,- Ptas.
  • Ayuntamientos integrados en el C.T.B.: 1.000.000.000,- Ptas.

El resto de la financiación se realizaría por el propio Consorcio, concertando las necesarias operaciones de crédito, cuya amortización se realizará con cargo a la explotación.

En 1980 y a raíz del traspaso de transferencias, el Gobierno Vasco pasa a ocupar el lugar que ostentaba el Gobierno central, estando compuesta la financiación:

  • 50% Gobierno Vasco
  • 25% Diputación Foral de Bizkaia
  • 25% Ayuntamientos consorciados.

En 1986, se elaboró un Plan de Inversiones para el tramo Plentzia-Casco Viejo. Dado que se debían acometer fuertes inversiones la Diputación Foral de Bizkaia se subrogó en las obligaciones de los ayuntamientos, quedando la financiación establecida:

  • 50% Gobierno Vasco
  • 50% Diputación Foral de Bizkaia

Posteriormente, esta subrogación en las obligaciones de los ayuntamientos se extendió hasta el tramo Casco Viejo-Bolueta.
Los últimos planes financieros están basados en la filosofía de financiar las inversiones íntegramente mediante endeudamiento y que las aportaciones del Gobierno Vasco y de la Diputación Foral de Bizkaia sirvan para sufragar la carga financiera y gastos de gestión a lo largo de los años.
En esta política de endeudamiento, se han realizado diferentes tipos de operaciones:

  • Emisión de Metrobonos. Se cotizan en bolsa
  • Préstamos del Banco Europeo de Inversiones
  • Emisión de Metro obligaciones
  • Créditos concertados.